Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2007.

Insomnia

De nuevo me vinieron a la memoria las sonrisas, la estación, y aquella mañana que se me escapó el tren, en realidad dejé que se escapara, pues no era mi tren.

 

Hoy cerré pagina a todo, por lo menos me gusta pensar que si que ya todo quedó en esa hoguera, ahora solo son cenizas, algunas se las llevó el viento, mientras sentada allí, viendo como se quemaban los recuerdos veía en ese fuego, el reflejo de unos ojos castaños, recuerdo, lo cierto es que no se bien si recuerdo, creo que el humo de la hoguera no me deja percibir las cosas con total nitidez pero no importa.

 

 Estaba allí en lo más alto de la montaña mi coche aparcado en la cuneta, pero allí estábamos, el cielo, las nubes y nosotros uno frente del otro, sola con aquellos ojos castaños, ninguno parpadeaba, bueno en realidad yo no estoy segura del todo, pero de lo que si estoy segura es que me perdí.

 

 Aquella montaña de suaves curvas e inclinaciones seguía siendo y estando, mi coche no se encontraba en el lugar donde lo había dejado, ahora tendría que bajar, pero no me importaba, estaba tranquila y segura de mi, hubo momentos que pensé en gritar tu nombre pero no era necesario pues cuando pensaba en el, aparecía tu mirada como una alucinación, la brisa acariciaba mi piel, hasta sentí algún escalofrío, pero en ese momento era tu abrazo el que me confortaba, la brisa me hablaba al oído y  lo hacía de forma suave y fresca, no podía continuar el camino sola, no quería hacerlo sola era para los dos y tenía que compartirlo, tenía que recorrer su cuerpo con mi mirada, con mis manos, con mi largo abrazo, que mi voz fuese igualmente una suave brisa que le hiciese sentir ese escalofrío, quería que mis ojos verde oscuro se perdieran en su mirada, necesitaba y quería que sintiese todo aquello que nadie antes le había hecho sentir, trataba de llegar juntos al final del camino y que esa hoguera no se apagara de momento, quería ese fuego encendido y lo quería para mi, necesitaba su calor, notar su piel con la mía, su respiración, le quería dar lo mejor de mi, que me hiciese sentir lo mismo aunque el ya lo hacía, una tormenta se acercaba pero no estoy segura que fuese una tormenta o que fuésemos nosotros la propia tormenta, todo puede ser …

 Creo que el humo de la hoguera me ha hecho perder el sentido, pero no me importa pues merece la pena perder el sentido, perder la noción del tiempo, del espacio ahora solo pienso en que quiero perderme pero no contigo en esa montaña de curvas e inclinaciones.. Despierto de mi locura, aunque en realidad no se si antes estaba despierta o dormida o las dos cosas a la vez, la hoguera ya no está, el fuego consumió todas las cartas, ahora solo me queda tu recuerdo y espero que el tiempo lo haga consumir como esa hoguera, digo que espero, pero esa espera me parece infinita, solo buscaba saber si estabas al otro lado, no quería nada más, pues lo nuestro fue todo un engaño, una mentira, en ocasiones pienso que solo se trata de una ilusión, que nada ocurrió que todo fue por culpa de ese humo, quiero de nuevo aprender a soñar y ya no deseo que estés tu, quiero de nuevo subir a esa montaña y tocar el cielo y sentir como las nubes y la brisa me acarician ya no quiero tenerte a mi lado, no quiero esos ojos castaños, quiero otros. De nuevo el humo se apodera de mi y presiento que todo se acaba, que locura y que alegría por fin puedo decir a todos, que se terminó, oigo el ruido de un motor y no es mi coche, el mío se quedó allí en la cuneta, alguien viene lo presiento… llama a mi puerta y aunque temerosa no puedo dejarle al otro lado, es el momento de dejar entreabierta la puerta, no quiero dejar la puerta cerrada siempre, ya me cansé de esperar… de esperar algo que no se si es real o fantasía. Esta vez no dejaré que se escape el tren, seré puntual, ahora solo necesito saber que hay alguien ahí y desea lo mismo que yo, que me bajaré en esa última estación, …que estará para subir allí, a esa montaña, a lo más alto, juntos…

 

Rakel.                             

 y veras que tú  puedes volar,

y que tu cuerpo es el viento,

porque hoy tú vas a sonreír,

hoy te toca ser feliz.” .

Mago de Oz.

13/01/2007 22:32 angelydemonio #. Poesía Hay 8 comentarios.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris